domingo, 26 de abril de 2020

Disco: Infecto De Afecto, Por Sentimiento Muerto.

ESCUCHA EL DISCO ACÁ: 


El incomprendido.


Este es el álbum en el cual Sentimiento Muerto debió salir del Underground

A pesar de su single de un disco anterior grabado en New York y haber tocado en el famoso local CBGB, ni dejaron de ser una banda de culto, del boca a boca, ni se hicieron del éxito y reconocimiento apropiados, tan esquivo, que arrastraron su etiqueta under durante toda su historia. 

Para entender esta grabación en su justa medida no queda otra que recorrer los discos anteriores, ya que en otra posición resulta muy complejo apreciar la evolución musical que correspondió para ellos esta nueva forma de composición.


Eva, por ejemplo, es la prueba fehaciente de la madurez alcanzada por la guitarra de Cayayo Troconis. El sonido es cohesivo, el intro es un gancho que te traslada en un viaje sus 3 minutos y medio, y Pablo Dagnino se escucha adulto, concentrado.
Infecto de Afecto, la segunda canción, es una clásica pieza de rock latinoamericano de finales de los 80's. Prestarle atención es viajar al sonido preciso de esa era, sumándole una nueva temática, ahora mas personal e intimista
La Estampida pretende aleccionarnos con sus letras, y se va notando que es la escritura lo que toma el protagonismo en este disco. Atrás quedaron definitivamente las niñerias punk que escribían y grababan en cassetts... y ya que mencionamos esto, hay otro cambio evolutivo relacionado con dicho estilo: Ya más nunca fueron punk (nunca debieron serlo) y también, entonces, abandonaron los tintes New Wave-a-lo-The Cure- que mostraron en El Amor Ya no Existe (1987) y Sin sombra no hay luz (1989) Nos encontramos con una banda que tuvo que pasar por dos discos oficiales para poder encontrar su sabor particular, su identidad.

Otra virtud de este incomprendido disco es que pasa rápidamente en una sola sentada. La mezcla y selección de canciones fue pensada para disfrutarse en un sólo paseo, te llevan a un bajo en el ritmo entre las piezas Tropiezos hasta Estirame El Tiempo, te activa con El Péndulo para que luego la guitarra de Cayayo en La Hora Justa te eleve poco a poco a la cumbre de su esencia como álbum. 

Con Circo Cruel ya, al fin, se relajan un poco en el enfoque y se abren a experimentar con arreglos de violines, trompetas, pautas de flamenco y coros tristes. Finaliza este rápido disco con un título premonitorio: es el Fin Del Cuento. 


Es una pena total que la ya trilladas y tristes excusas de la falta de apoyo al rock venezolano, por parte de disqueras mastodónticas e ineficientes como Sonorodvense hayan tragado en el underground la posibilidad de apreciar la evolución final de una banda que encontró, al forzado final de su carrera, su propio sonido. 

Año: 1991

Puntuacion:




1 comentario:

  1. Este disco lo escuche cuando era muy joven y poco crítico tengo guardadas algunas piezas que voy a retomar para escucharlas con una nueva perspectiva

    ResponderEliminar

Tu comentario se revisará y publicará. Saludos.